Celebra el domingo de ramos con plantas vivas

Dejemos un mundo mejor para nuestros hijos, nietos y futuras generaciones.

La Palma de Ramos o de Cera, es una planta de lento crecimiento que alcanza su edadreproductiva (producción de semillas) luego de 40 a 100 años de crecimiento, cuando alcanza entre 25 y 60 metros de altura dependiendo la especie, se calcula que a esa edad de cada palma a lo mucho se sacan tres de los ramos utilizados durante el domingo de ramos. Esto nos indica que 50 años de crecimiento, la 

extinción y muerte de una especie vegetal y dos especies de loros, tienen como único fin la elaboración de tres ramos a ser utilizados de manera estética durante un solo día al año.

Durante alrededor de 300 años, esta Palma ha sido utilizada de manera indiscriminada, año tras año, para celebrar el tradicional Domingo de Ramos, actividad que, unida a la expansión de la frontera agrícola y ganadera, ha disminuido notablemente sus poblaciones, hasta el punto de ser considerada una especie amenazada que está a punto desaparecer y que en países vecinos como Colombia, debido a esta misma tradición ya están extintos.

Junto a ella están por extinguirse dos de las especies de loros más raras y amenazadas de Ecuador, el Loro Orejiamarillo y el Perico Cachetidorado. La correlación de los loros con la palma es fundamental ya que estos últimos utilizan la palma como sitio de anidación, reproducción y dormideros.

El amor a Dios debe verse reflejado en cada una de nuestras acciones, como es el respeto a la naturaleza y a cada uno de los seres que la conforman. Únete al esfuerzo de un grupo de organizaciones ambientalistas en la Campaña Nacional “Si amas a Dios, cuida la Naturaleza - Protege la Palma de Ramos y Salva el hábitat de las dos especies de loros más raros y amenazados del Ecuador”.

En este Domingo de Ramos, para celebrar la entrada triunfal de Jesús a Jerusalén

NO COMPRES RAMOS

tú puedes usar otras plantas, como totora, hojas de maíz, eucalipto o romero. AYÚDANOS A SALVAR A ESTAS ESPECIES. RECUERDA QUE LA EXTINCIÓN ES PARA SIEMPRE.

LLEVA PLANTAS VIVAS A SER BENDECIDAS, Palma de Ramos o cualquier otro tipo de Palma u otras especies, PERO VIVAS.

Todas las cosas de la creación son hijos del Padre y hermanos del hombre... Dios quiere que ayudemos a los animales si necesitan ayuda. Cada criatura en desgracia tiene el mismo derecho a ser protegida.

San Francisco de Asís

 Domingo de Ramos

La celebración católica que marca el inicio de la Semana Santa se ha convertido en los últimos años en algo preocupante para entidades de preservación que buscan evitar la extinción de la palma de ramos, del perico cachetidorado, además de reinsertar al loro orejiamarillo en territorio nacional, luego de que se produjera la desaparición de su población en el país.

En las vísperas del Domingo de Ramos, millares de fieles se aprestan a comprar los pintorescos “sopladores”, “canastos” o “ramos” propiamente dichos que son bendecidos en los templos católicos de varios países del mundo.

Particularmente en la región andina desde Venezuela hasta Chile esta tradición religiosa centenaria (según las crónicas podría tener mas de 300 años) parte de la influencia promovida por la iglesia para conmemorar el ingreso de Jesús a Jerusalén, en el que los creyentes lo recibieron con “mantos, ramas cortadas o palmas”.

Los católicos echan mano de las palmas de cera (ceroxylon) que llevan el "Domingo de ramos" a las iglesias para que los sacerdotes los rocíen de agua bendita, con el fin de que les proteja durante todo el año y hasta para influir con ellas en el cambio de clima.

La creencia dice que si se queman los ramos benditos durante una tormenta, se ahuyentarán los rayos y la lluvia desaparecerá.

No es muy bien conocido cómo los fieles de los países sudamericanos empezaron a usar la “palma de ramos” para esta celebración, pero pudo haber sido por dos factores: el primero porque estas palmas son especialmente vistosas y llamativas y crecían en los valles y montañas andinas muy cercanas a los centros poblados; o porque a decir de ciertos escritos, de esta misma palma se extraía la cera para confeccionar velas para colocarlas en los santuarios (de ahí su otro nombre popular “palma de cera” y su nombre científico Ceroxylon spp.), lo que puede haber originado el interés por colectar sus hojas.
 

Los Hechos

Lo cierto es que después de 300 años de extracción masiva y permanente este recurso está al borde de desaparecer. En Ecuador existen 7 de las 11 especies de “palmas de ramos” halladas en el mundo; 3 de las 7 especies del país han sido registradas en el Azuay, pero lamentablemente sus poblaciones han sido prácticamente aniquiladas de sus sitios de origen (Chaucha, Molleturo, cuencas altas del Machángara y Tomebamba, los valles y las zonas altas de Sigsig, Gualaceo, Girón y Paute).

Ciento cincuenta y hasta doscientos años toma a una palma madurar lo suficiente como para que un perico cachetidorado anide en ella a alturas de entre 2.400 y 3.400 metros sobre el nivel del mar.

Tanto el loro orejiamarillo como el perico cachetidorado utilizan los troncos de las palmas de ramos adultas para anidar y criar a sus polluelos, además, constituyen sitios de descanso y fuentes de alimentación.

Esta estrecha relación entre las tres especies torna vulnerable la presencia de los loros, especialmente la del orejiamarillo, del que no existen registros en Ecuador desde la década de 1980, coinciden los representantes de las instituciones que impulsan la campaña.

El Loro Orejiamarillo (Ognorhynchus icterotis) se encuentra catalogado como en Peligro crítico en Ecuador. En el pasado habitaba por cientos los bosques montanos de las provincias de Carchi, Imbabura, Pichincha y Cotopaxi, pero en la actualidad sus poblaciones han disminuido drásticamente hasta el punto de parecer ya extinto en el país.

Por otra parte pero en situación igual alarmante y ajenos a su suerte, los pericos bulliciosos, de vuelo rápido y que ponen entre dos y seis huevos al año, llegan a la zona entre enero y abril, y como son gregarios preparan en conjunto sus nidos en las puntas de los tallos de las palmas.

En sus 45 centímetros de tamaño, hembra y macho de similar dimensión, lucen una cabeza grande, pico robusto y curvo, alas largas y agudas, patas cortas con dos dedos adelante y dos atrás.

Con su plumaje verde en la parte alta y rojo en la inferior, el perico cachetidorado hereda su nombre de la apariencia que le da la cenefa amarilla que nace en los alrededores de sus ojos y se extiende hacia la parte de atrás.

Una vez que nacen los polluelos, los pericos cachetidorados se internan en el Parque Nacional Podocarpus (al sur del país) sin sospechar siquiera que en su siguiente viaje podrían no encontrar dónde anidar, pues la destrucción de las palmas es "alarmante".

En tan sólo dos días, los técnicos del Ministerio de Ambiente encontraron en la vía unos 280 tallitos cortados de las palmas.

"De cada palma se puede sacar un máximo de tres ramos, con lo que sólo en este caso se habrían destruido ya 90 plantas de palmas y aún faltan 21 días para el 'Domingo de ramos'", dijo Polo al revelar que ya han advertido a las policías de transporte y ambiental, además de otras organizaciones, para combatir esta depredación forestal.

Sin embargo, según investigaciones efectuadas, aún es posible preservar a las palmas y al perico cachetidorado, si se detiene el corte de las hojas, que retrasa o impide el crecimiento de la planta y complica aún más su poca capacidad reproductiva.

Parece aun existir una pequeña población de loros orejiamarillos en Colombia, por lo que se cree que la preservación de las palmas permita que sean reinsertados en territorio ecuatoriano.
 

La Palma de Ramos: es muy difícil de propagar y no se regenera.

Según estudios realizados por la Universidad Nacional de Colombia en una de las especies de Palma de ramos (Ceroxylon alpinum), esta planta requiere de 53 años para empezar a desarrollar su tallo (desde esta edad el tallo crece en grosor 1 cm por año aproximadamente) y solamente a los 83 años inicia su edad reproductiva, es decir es necesario esperar este tiempo para conseguir semillas para propagarla. Para colmo, en algunas palmas la semilla o coco tarda en madurar 10 meses para que sea viable y en algunas pruebas esta semilla germina entre 4-8 meses luego de sembrada en condiciones muy específicas.

Además la mayoría de palmeras y particularmente ésta no se regenera cuando es cortada, práctica comúnmente utilizada para colectar las hojas de palmeras altas. Otro problema de la cosecha es que generalmente de una palma se recogen todas las hojas accesibles o disponibles, mientras según estudios sobre otras especies de palmeras, cada año solamente se desarrollarían 2 hojas, entonces su corta gradual aumenta considerablemente la probabilidad de muerte de la planta o la disminución de su capacidad reproductiva.

En el país las palmas más utilizadas para confeccionar los ramos son las de la especie parvifrons y alpinum. El tiempo de vida de la palma de ramos puede llegar hasta 250 años, pero cortar sus hojas cuando están creciendo resta muchísimo ese lapso.
 

Las opciones…

Las dificultades de propagación y manejo de esta especie, obligan a tomar medidas inmediatas para su mantenimiento. A pesar de que existen leyes y autoridades ambientales (Ministerio del Ambiente y Consejos provinciales) que rigen y controlan la extracción de éste y otros productos de la vida silvestre, será necesario discutir la idea de vedar por completo la corta y extracción de la palma de ramos en la región (En Colombia la tala de la Palma de Cera se prohíbe bajo sanción penal en forma de multa o arresto). Existen esfuerzos locales por decomisar los productos ilegalmente obtenidos, pero todavía son inocuos ante la magnitud del problema y la fuerte demanda de los fieles.

Complementariamente no podemos permitir que se pierda esta centenaria tradición religiosa, que no requiere específicamente de las hojas de palma de ramos para su mantenimiento. La totora, los juncos, las hojas de bijau proveen algunas de las innumerables fibras naturales con las que se pueden confeccionar las mismas artesanías. En Azuay, la extinción casi completa de la palma de ramos ha obligado a los artesanos a comprar hojas de palma de otras provincias (Cañar particularmente) o a elaborar “ramos” de “llashipa”, “sigsal” e inclusive a usar ramas de pino, producto de las podas que anualmente se realizan en los pinares y que no les piden ningún favor a los ramos de palma cuando son arreglados artesanalmente. Alternativas nos sobran, nos faltan las iniciativas de los hábiles artesanos para elaborar innovadores productos que inclusive pueden alcanzar mejores precios, y la conciencia de la ciudadanía para optar por comprar “ramos” que no provengan de la palma. Las autoridades eclesiásticas y los sacerdotes han sido, son y serán fundamentales para incidir en la conciencia ambiental ciudadana.

De otra forma estaremos asistiendo al funeral de esta especie en la región: “ya no habrán ramos para el domingo de ramos”.

Malo

 Escrito por Ikiam