El Jhator - Enterramiento celeste o dando limosna a los Pájaros

Si eres malo iras al infierno, si eres bueno iras al cielo. Esto es algo que repiten muchas religiones del planeta. Los tibetanos, sin embargo, tienen una ventaja. Ellos no necesitan esperar a un juicio final para saber a cuál de los dos destinos van a llegar, ya que gracias a un tipo de “enterramiento” ancestral de la zona llamado “enterramiento celeste”, el muerto puede estar seguro de que va a subir al cielo.

Hola compañeros: les traigo este pequeño documental que me fue enviado por un amigo en un e-mail. Algo crudo el contenido ya que seria muy difícil realizar este tipo de acciones a un familiar o amigo, Pero en lo personal me atreví a postearlo por el valor cultural que a mí parecer presenta este documento.

ADVERTENCIA: LAS IMÁGENES SON ALGO FUERTES YA QUE TRE MUESTRAN EL MOMENTO EN QUE LOS BUITRES SE ALIMENTAN CON CARNE HUMANA, SI ERES UNA PERSONA SENSIBLE EVITA VERLAS Y SI CREES QUE PUEDES RESISTIR DEJO UN LINK QUE MUESTRA EL EXPLICITO DESCUARTIZAMIENTO DE UN CADÁVER…. ESPERO NO MOLESTAR CON ESTE APORTE ..QUE SIGAN BIEN … ;) I’’kol

 EL JHATOR
¿En qué consiste el “Funeral Celeste Tibetano”?... Es simplemente una “adaptación” del ritual funerario budista, donde se lleva a efecto el llamado “Jhator” que literalmente significa "dar limosna a los pájaros", pues en la práctica el ritual es una “disección” del cadáver para después dejarlo expuesto, en la cima de una montaña, como alimento de las aves de carroña (buitres y otros).
 
Cuando una persona en el Tíbet fallece, un “lama” (en el Budismo tibetano, el lama es el monje, maestro o guía espiritual) acude a la vivienda para recitar oraciones del “Bardo Thodel” (Libro Tibetano de los Muertos), durante un día completo, todo esto para ayudar al alma del difunto a que atraviese los diferentes bardos o estados que existen entre la muerte y la próxima encarnación, ayudado también con la quema de incienso. En el tercer día el cuerpo es bendecido y trasladado al lugar del funeral, generalmente en lo alto de la montaña, acompañado de sus parientes cercanos. En la madrugada comienzan los trabajos de “desmontaje” del cuerpo, el que es recibido por un “rogyapa”, quien será el encargado de realizar el proceso de disección. Lo primero que hacen es cortar el pelo del fallecido y luego trozan el cadáver con hachas y cuchillos. Los huesos son machacados y triturados, para luego mezclarlos con “tsampa" que es una pulpa hecha con harina de cebada, té, mantequilla o leche de yak. Generalmente se les da primero los huesos triturados a los buitres y cuando estos se los han comido, se les da la carne. Se considera un mal augurio si los buitres no comen, o incluso si una pequeña parte del cuerpo que queda después de que las aves vuelan, por esta razón -generalmente- se les da a las aves primero los huesos y cartílagos mezclados con “tsampa".
 

El “Jhator” se considera un acto de generosidad, pues el fallecido y sus familiares sobrevivientes son el suministro de alimentos para mantener a otros seres vivos.

La generosidad y la compasión para todos los seres son importantes virtudes o paramitas (virtudes o perfecciones que se deben cumplir para purificar el karma y vivir una vida sin obstrucciones en el camino al bodhi o iluminación) en el budismo.
 
El Gobierno de la República Popular China (que ha controlado el Tíbet desde 1950) prohibió, por más de 15 años, la práctica del Jhator (que considera de bárbaros), pero comenzó a permitirla otra vez en los años 80.
 
Por lo general los tibetanos no pueden observar la ceremonia y esta prohibido fotografiar o grabar videos del ritual, aunque un jhator fue filmado, con el permiso de la familia, para Frederique Darragon, para un documental que fue presentado en el Canal de la Ciencia en otoño de 2008. El trabajo de cámara deliberadamente cuidadoso para no mostrar el propio organismo y documentar el procedimiento, las aves, y herramientas utilizadas en el ceremonial.
 
El jhator suele tener lugar al amanecer. El procedimiento se lleva a cabo sobre una gran roca plana y larga que es utilizada para el propósito. Los parientes cercanos pueden permanecer durante el jhator, probablemente en un lugar donde no pueden ver directamente la ceremonia.
 
El procedimiento completo del jhator es elaborado y costoso. Aquellos que no pueden pagar un ceremonial, simplemente colocan a sus difuntos en una cumbre alta donde el cuerpo se descompone o es comido por las aves o los animales.
 
 
 
 

 

 

Neutral

Fuente:  e-mail

Aquí dejo el link de las imágenes Extras:

http://img136.images...

(Son imágenes bastante fuertes)